Blogia
Malos Tiempos

Sin asunto

De Xisco me vuelve a llegar algo bueno, en este caso un chiste, que hacía tiempo que no me reía tanto con uno de los que me llegan casi a diario a mi correo electrónico. Ahí os lo dejo.

Érase una vez una isla en la que cortaban la polla a todos los
hombres al cumplir los 30 años de edad.

La tala era llevada a cabo de una forma muy especial, ya que la hacían según la profesión.
Aquel año, llegado el día del evento, había una fila enorme de
hombres, todos llorando.
-Profesión del primero, carpintero: se la cortaron con un
serrucho.
-Profesión del segundo, albañil: se la reventaron a ladrillazos.

-Profesión del tercero, carnicero: con un enorme cuchillo.
Y así, sucesivamente...
Pero el último de la fila se meaba de la risa.
Un empleado gubernamental le dice:
-Vamos a ver, imbécil, estamos a punto de cortarte el rabo y te
estás partiendo de risa. ¿Me quieres decir de qué te ríes?
-De que vendo helados. Y os vais a hartar de chupármela hasta que
se caiga, hijos de puta.....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres